Por Noemí Merenciano.BCC

 

La quiropráctica está basada en la premisa de que hay un orden en el universo que establece la forma y determina las propiedades de toda la materia. El cuerpo humano refleja este orden con sus propiedades curativas increíbles y su capacidad de adaptación.

 

El sistema nervioso coordina y controla cada parte del cuerpo. El quiropráctico con su ayuda mantiene el sistema nervioso libre de interferencia para mejorar y mantener la función normal de la columna, haciendo que se mejore la red de comunicación neural del cuerpo de manera que todos los órganos, tejidos y células sean capaces de desempeñar sus respectivas funciones.

 

La adaptabilidad es uno de los 5 signos principales de la vida, y la describimos como la habilidad intelectual que posee un organismo para responder a todas las fuerzas que aparezcan, ya sea innata o universal.

 

iStock_000000466446MediumLa fiebre es uno de nuestros mecanismos de adaptación, es un cambio ascendente de la temperatura central del cuerpo, por encima de los 37 grados. Se produce por una sola hormona para proteger al cuerpo contra una infección y está regulada por el hipotálamo. Esta respuesta se da tanto en invertebrados como vertebrados, por tanto, la fiebre debe tener una función adaptativa.

 

Hipócrates reconoció la fiebre como un signo beneficioso durante la infección. Thomas Sydenham (1624-1689), físico inglés: “ la fiebre es el motor de la naturaleza, que se introduce en el campo para eliminar a su enemigo”. La terapia febril se usa en muchas sociedades en todo el mundo.

Sin embargo, años más tarde muchos médicos defendieron la reducción de la fiebre y esta pasó a considerarse dañina, subproducto de la infección, no la respuesta de defensa contra el huésped.

 

MECANISMOS Y EFECTO DE PROTECCIÓN

  • Una mayor migración de neutrófilos.
  • Aumento de la producción de sustancias antibacterianas por los neutrófilos.
  • Aumento de la producción de interferón.
  • Aumento de la actividad antiviral y antitumoral del interferón.
  • Aumento de la proliferación de células T.

 

Hay datos clínicos que apoyan un papel adaptativo de la fiebre, sobre los efectos beneficiosos de la fiebre y los efectos adversos de los antipireticos en el resultado de la infección. Por ejemplo, los niños con varicela que son tratados con paracetamol, tardan más tiempo en la formación de costras en total, que los niños tratados con placebo. Se ha demostrado que el uso de aspirina o paracetamol se asocia con la supresión de la respuesta de anticuerpos séricos neutralizantes y con mayores signos y síntomas nasales.

Otros ejemplos de adaptación en el desarrollo de las defensas son por ejemplo, el dolor, náuseas ,tos, alergia, náuseas matutinas, ansiedad, ictericia neonatal.

 

CONCLUSIÓN

La fiebre es un ejemplo de una adaptación, coordinada y sistémica como respuesta a un estímulo inmunológico. Es una respuesta espontánea en la que el control de la termorregulación se mantiene intacto y en general, no requiere tratamiento farmacológico. Los pacientes febriles que no están en situación de riesgo deberían ser controlados, ajustados, descansados, hidratados y educados sobre los efectos beneficiosos de la fiebre en el sistema inmunológico.

 

Bibliografia:

 

  1. 1.     R. W. STEPHENSON, D.C., Ph.C. Chiropractic Textbook. 1948 Edition. DAVENPORT, IOWA. Published by The Palmer School of Chiropractic. 1927.
  2. 2.     Mick NW. Pediatric fever. In: Marx JA, ed. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 165.

Leggett J. Approach to fever or suspected infection in the normal host. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 288.

¿Cuándo fue la última vez que te hiciste un chequeo quiropráctico?

Contáctame para un estudio quiropráctico completo

Comentarios

Share This