La ciática o el dolor lumbar que baja por una pierna suele ser el efecto de la articulación sacro ilíaca que se encuentra en la pelvis y que no funciona correctamente.

En un estudio de la revista médica European Spine Journal, los investigadores compararon tres opciones de tratamiento: fisioterapia, atención quiropráctica física y las inyecciones de cortisona. Se valoraron los resultados a las 6 y 12 semanas de tratamientos. Los investigadores clasificaron a los 51 pacientes en éxito (cuando hubo un alivio de los síntomas) o fracaso (cuando hubo un empeoramiento). De los 3 tratamientos, el cuidado quiropráctico obtuvo los mejores resultados con el 72 por ciento de éxito. Las inyecciones de cortisona el 50 por ciento y la fisioterapia un 20 por ciento.

 

Una disfunción de la articulación sacro ilíaca no solo puede causar problemas de ciática. Si la pelvis se encuentra desequilibrada provoca una descompensación del peso en las piernas pudiendo causar dolor de rodilla o tobillos. También puede afectar a los hombros, causando tendinitis, dolor de omoplato o codo de tenista, entre otras molestias. Si el problema persiste durante mucho tiempo pueden aparecer complicaciones como por ejemplo artrosis, causada por el desgaste del cartílago cuando la articulación está en una mala posición. 

La atención quiropráctica no solo trabaja para lograr un equilibrio de la pelvis y recuperación de la articulación sacro ilíaca, sino que trabaja todo el cuerpo en conjunto mejorando la función neurológica.

 

Si alguien padece de ciática o dolor lumbar, es recomendable que realice un reconocimiento con un especialista quiropráctico que determine si la articulación sacro ilíaca es la fuente del dolor y si la quiropráctica le puede ayudar.

Referencias: Visser L , Woudenberg N , et al . El tratamiento de la articulación sacroilíaca en pacientes con dolor en las piernas : un ensayo aleatorizado y controlado . Columna Europea Diario 2013 . doi : 10.1007/s00586-013-2833-2.

 

 

 

Comentarios

Share This