Dolor de hombros, cómo recuperarnos

Dolor de hombros, cómo recuperarnos

Muchos pacientes llegan a la consulta con problemas de hombros que no se pueden atribuir a ningún trauma concreto.

Nos preguntan por qué sufren dolor de hombro cuando no han tenido ninguna causa aparente. La respuesta no es tan sencilla, pero entendiendo como funciona  el cuerpo humano, se puede comprender mejor cual es el origen y cómo prevenir los problemas de los hombros. (más…)

El cuidado de la espalda y la salud: We love Chiropractic

El cuidado de la espalda y la salud: We love Chiropractic

El 18 de septiembre de 1895 es una fecha relevante para la Quiropráctica: el estadounidense Daniel David Palmer puso al descubierto la estrecha relación que existe entre el sistema nervioso y la columna vertebral.  Mediante los ajustes vertebrales realizados por el quiropráctico  se favorece el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso, mejorando la calidad de salud de todo nuestro organismo. (más…)

¿Tratamos con enfermos o con enfermedades?

¿Tratamos con enfermos o con enfermedades?

Frecuentemente en  el sector de la salud se trata la enfermedad o el síntoma concreto desvinculado de la persona que lo sufre. Pero la complejidad del ser humano nos lleva a ver que, por ejemplo, si vemos varios síntomas en una persona, tendría más sentido buscar un origen común de estos síntomas, teniendo en cuenta todos los aspecto de su vida, en lugar de tratar cada síntoma de forma independiente.

NUESTRO EQUILIBRIO INNATO

La persona  que enferma puede ser tratada de forma integral, valorando cómo afecta el exterior en el interior y viceversa. Cuando nuestro cuerpo, que funciona en perfecto equilibrio, pierde ésta estabilidad por causas tanto internas como externas, lo manifiesta en el cuerpo de formas diversas. Si tratamos individualmente estos síntomas, nunca localizaremos la causa que lo provoca y no restableceremos el equilibrio innato del cuerpo.

Para ello debemos ver todo lo que mantiene al cuerpo  funcionando bien y que lo deteriora, y principalmente, tiene que ver con nuestras costumbres diarias: nuestra alimentación, nuestro nivel de actividad física, los tóxicos a los que estamos expuestos, el ambiente en el que trabajamos, cómo son nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos, etc.

EL CUERPO COMO UN TODO

A partir de aquí, desde una visión holística de la persona, podemos hacer un diseño global y, valorando la causa de desequilibrio, encontrar el camino hacia la vitalidad y el restablecimiento de su salud.

Esta es la base de la Quiropráctica, que prioriza impulsar la salud de las personas y sus familias, para lograr su bienestar pero también  realizar un trabajo de PREVENCIÓN.

Habitualmente, la aparición de una dolencia o enfermedad es un camino al que se llega después de un tiempo de hábitos poco saludables, y el camino hacia la salud también necesita tiempo, constancia y fuertes ganas de estar mejor.  No queramos correr en este camino, sino dejemos al cuerpo ir poco a poco, con nuestra ayuda, para recuperar su equilibrio perdido.

LA DIETA ANTI-INFLAMATORIA

LA DIETA ANTI-INFLAMATORIA

“La inflamación celular no puede aliviarse con medicamentos, debe ser tratada a través de una dieta antiinflamatoria”

Así lo afirma el Barry Sears, experto en bioquímica del Instituto Tecnológico de Massachussets y autor de La Dieta de la Zona, un programa integral para el control dietético de la respuesta hormonal.

De acuerdo con Sears, la inflamación que sucede dentro de las células, puede ser medida y se sabe que es un factor determinante en el desarrollo de un amplio número de enfermedades crónicas, incluyendo diabetes, enfermedades del corazón y Alzheimer. Según Sears, si controlamos esta inflamación silenciosa a través una dieta antiinflamatoria, obtendremos una máxima calidad de vida.

Los alimentos afectan a la inflamación de manera compleja e imprevisible. De acuerdo con el método de estimación IF Rating System, hay algunos alimentos que favorecen los procesos de inflamación y otros que son claramente antiinflamatorios: alimentos con un grado IF positivo son anti-inflamatorios; los que tienen grados negativos son inflamatorios. Cuanto más alto es el número, más fuerte es el efecto.

Ejemplo:

  • 1 taza de arroz integral tiene un IF de -206 (inflamatorio alto)
  • 1/2 taza de leche descremada tiene un IF de -14 (inflamatorio bajo)
  • 1 pieza de melón tiene un IF de 28 (anti-inflamatorio bajo)
  • 1 taza de brócoli al vapor tiene un IF de 110 (anti-inflamatorio alto)

14 PASOS BÁSICOS PARA UNA DIETA ANTIINFLAMATORIA

  • Es recomendable utilizar hierbas aromáticas y especias. La mayoría tienen un alto contenido en fotoquímicos y antioxidantes con propiedades antiinflamatorias. Las mejores son el jengibre, el romero, ajo, orégano, curry y cúrcuma.
  • Consumamos pescado azul siempre que podamos. El pescado azul o de aguas frías es la fuente natural más rica en ácidos grasos omega-3, la grasa antiinflamatoria. Los mejores pescados son el atún, el salmón salvaje (no de piscifactoría), arenque, trucha y sardinas.
  • Es muy recomendable comer un puñado de frutos secos sin tostar cada día. Las nueces son uno de los pocos alimentos con una buena proporción de ácidos grasos omega-3 y omega-6 de origen vegetal. Otros frutos secos ricos en ácidos grasos no saturados con efectos antiinflamatorios son la semilla de lino, almendras, avellanas y pistachos.
  • Beber té porque es una importante fuente de antioxidantes naturales como los polifenoles uno de los más potentes. Una taza de té verde, Pu-Erh o blanco son un remedio antiinflamatorio tradicional y altamente recomendable. De preferencia y siempre que se pueda, es conveniente elegir alimentos orgánicos.
  • También las algas, el pescado blanco y el marisco, especialmente las algas de la comida japonesa (iziki, wakame, nori) y las ostras.
  • Dormir. La falta de sueño causa inflamación crónica.
  • Hacer ejercicio físico.
  • Seguir una dieta baja en carbohidratos (poco pan, pasta, gluten).
  • Los mejores lácteos: para evitar los efectos negativos en la inflamación, debemos escoger leches y lácteos de ganadería ecológica ya que contienen múltiples sustancias beneficiosas. Es mejor consumir leches y yogures semi-grasos y quesos más frescos como requesón, panela, ricotta y mozarella.
  • Vitamina D. Aunque pequeñas cantidades de vitamina D pueden ayudar a reducir la inflamación y los riesgos de enfermedades degenerativas, 20 minutos de sol al día son suficientes para mantener unos niveles aceptables de vitamina D.
  • Comamos “carne antiinflamatoria”. El pollo tiene un alto contenido en ácido araquidónico y tiene un valor negativo en el factor de inflamación (-14). La carne roja también tiene alto nivel de factores inflamatorios. Sin embargo, el IF de la carne de cerdo es de +13; si el cerdo se ha criado al natural, la carne y el jamón contienen ácidos grasos monoinsaturados como el ácido de oliva, menos inflamatorios.
  • Hay que aprender a elegir bien los aceites: el aceite de oliva, almendra y aguacate contienen las grasas con efectos antiinflamatorios. Evitemos los aceites, palma y las margarinas. Es aconsejable aliñar las comidas con una cucharada de estos aceites y evitar calentarlos en fritura, ya que pierden sus propiedades saludables.
  • Dejar de Fumar. Fumar es la causa prevenible más importante de enfermedad y de muerte prematura. Pero además, fumar dispara una respuesta inmunológica del cuerpo, que produce una herida vascular, asociada con mayores niveles de marcadores inflamatorios.
  • Las frutas con valores más altos de FI son el melón, la uva roja, las frambuesas y fresas, y los vegetales que más nos ayudan son las zanahorias, ajo, cebolla, espinacas y patatas.
TU POSTURA FACILITA LA RESPIRACIÓN

TU POSTURA FACILITA LA RESPIRACIÓN

No solemos pensar en cómo respirar o si lo hacemos correctamente, a no ser que tengamos alguna dolencia relacionada.

Ni tan solo somos conscientes de cómo afecta nuestra postura a la respiración ¿verdad?

=
Son los nervios que salen entre las vértebras cervicales y dorsales los encargados de infundir ​​energía a los pulmones.
=

Si estos nervios se debilitan debido a la presión causada por malas posturas continuadas o forzadas, los pulmones van a dejar de recibir esa energía para mantener bien sus funciones.
La tensión producida por la postura incorrecta puede desalinear las vértebras, y éstas, presionar e irritar los nervios.

=
Al quedar presionados, ya no son capaces de enviar la información correctamente a las vías respiratorias.

¿Sabías que las personas con dificultades respiratorias suelen tener dolor crónico de espalda?

Las consecuencias con el tiempo,  pueden ser la aparición de diferentes problemas respiratorios, infecciones frecuentes, debilidad, e incluso dolor si respiramos profundamente.

Otros problemas asociados debido a la sobrecarga muscular pueden ser: el dolor de espalda y de cabeza, fatiga muscular y problemas digestivos, entre otros.

“Debido a la deficiente respiración, el diafragma deja de estar equilibrado y, a su vez, se desequilibran también tanto abdomen como pelvis.”

CUIDANDO NUESTRA POSTURA:

I
Procura sentarte con la cabeza recta, evitando curvar la espalda hacia delante.
I
Cuando tengas que permanecer sentado por largas jornadas, intenta cambiar de posición y levantarte y/o hacer cortos paseos.
I
Coloca los hombros y pecho rectos, sin inclinarlos hacia delante.
I
No colocar hombros y pecho curvados hacia delante.

La quiropráctica se encarga de reequilibrar el sistema y eliminar la tensión e irritación constante de los nervios.

El sistema nervioso es el responsable del control directo de las vías respiratorias, por eso el quiropráctico corrige las subluxaciones que puedan afectar la trasmisión de impulsos nerviosos a los pulmones, reduce la tensión muscular en la zona y aumenta la movilidad de la zona dorsal.

Mala postura y mala respiración suelen ir de la mano: el cuerpo se desequilibra por la rigidez de hombros, pelvis o curvatura de lumbares.