Siempre he pensado que los cuentos son pequeñas enseñanzas que nos servían para conocer o descubrir algo del mundo, o de nosotros mismos. Pequeñas cápsulas de sabiduría que nos encienden una luz de una forma creativa.Cuando leo los testimonios que los pacientes compartís sobre vuestra experiencia con la Quiropráctica me parecen eso, pequeños cuentos que pueden llegar a otras personas para descubrir una alternativa a esas dolencias que parecen no tener solución, o un nuevo camino hacia el bienestar.

Es muy enriquecedor y también divertido conocer cómo a cada uno le llega este conocimiento, a través de un familiar, un amigo, por casualidad… (¿pero, existen de verdad las casualidades?). Como la de uno de nuestros pacientes, que sufría migrañas desde que tenía uso de razón y un día, viendo una película, un personaje le comenta a otro que gracias a su quiropráctico le habían desaparecido los dolores de cabeza. Se le iluminó la bombilla, buscó por internet y… apareció en nuestra consulta.

Hoy día ya puede compartir con otras personas que su quiropráctico ha ayudado a lograr ese bienestar que creía imposible.

Mi experiencia con la Quiropráctica curiosamente ha sido desde la salud, no desde la enfermedad. Es un concepto que todavía nos resulta algo extraño porque claro, uno va al médico o al especialista cuando le “pasa algo”, le duele algo, cuando ya no aguanta más. Y resulta, que también podemos ir para continuar estando bien, para prevenir, para reforzar nuestra salud, y potenciarla. Es interesante ver este cambio de mentalidad:   empezar a  cuidarse antes de caer enfermos, prevenir posibles lesiones, reforzar nuestro sistema inmune, retardar la degeneración natural de la edad… ¿por qué no?

Recuerdo un día que estaba en la consulta con mis hijos y una madre me preguntó:

– Y a tus hijos, ¿qué les  pasa?
-Me extrañó la pregunta:  pues… nada en realidad…
-Sorprendida me pregunto nuevamente: y entonces ¿por qué los traes?
-Me quedé en blanco un instante, continuaba sin comprender, pero en seguida contesté: porque están muy sanos y ¡quiero que lo sigan estando!

Comentarios

Share This